4 consejos para reducir el sueño y aumentar tu productividad

Bienestar
0
comentarios

Típico: vas de regreso a tu casa bostezando como león en África y mueres de sueño. Pero al meterte a la cama, después de todo el ritual nocturno, simplemente no puedes dormir.

Si padeces esta situación, afortunadamente para ti —y para casi 50% de la población mundial—, puedes estar tranquilo, quizá no es un trastorno del sueño. Sólo deberías considerar si vale la pena mantenerte así, ya que la implicación negativa que tiene el cansancio en el rendimiento laboral, académico y personal, tiene una solución simple al seguir estos cinco consejos.

1

Sin interrupciones

Todo dispositivo electrónico debe quedarse fuera de tu habitación, celular, televisión, tablets y laptops. Todo. Configura tu smartphone para que ninguna notificación interrumpa tu sueño y lo primero y único que escuches sea la alarma al despertar al día siguiente.

2

Haz ejercicio

Si tu jornada es tan pesada que lo último que quieres es ir al gimnasio, intenta ejercitarte temprano, recorre trayectos cortos en bicicleta o camina 15 minutos en las mañanas. Además de mejorar tu salud, te hará rendir durante el día.

3

Acostúmbrate a dormir

Puedes programarte para dormir a partir de rutinas sencillas: toma un vaso de agua, acomoda tu ropa para el día siguiente, lava los trastes de la cena; estos patrones ayudarán a condicionar tu cerebro. No, ver Netflix no es una de estas rutinas.

4

Date tus tiempos

Nada de revisar tu mail a las 11 de la noche o entrar «nada más un ratito a Facebook»; cuando vas a dormir no debes hacer nada más. Establece una hora para desconectarte, así podrás crear otro patrón de sueño. Es por tu bien.

5

Trabaja de día

Si eres freelance quizá prefieras levantarte tarde y trabajar de noche porque hay menos ruido y más concentración. No lo hagas, esto sólo altera el ciclo natural del sueño. No es natural estar despierto —y mucho menos trabajando— cuando todos los demás duermen. A menos que no tengas otra opción.

via GIPHY

Sigue estos consejos y cuéntanos cómo te va.