4 formas naturales de tratar el insomnio

Bienestar
0
comentarios

Nuevamente no puedes dormir, miras al techo e imaginas figuras, tantas como puedes, en espera de caer en un sueño profundo de un momento a otro. Insomnio, ese padecimiento que de acuerdo con la National Sleep Foundation, además de no poder dormir, involucra despertar varias veces en la noche, sentirse fatigado, falta de concentración y bajo rendimiento durante el día.

Perder el sueño ocasionalmente es común, pero cuando ocurre con cierta constancia, quizá tres o más veces por semana, definitivamente es insomnio y hay que tratarlo. Para ello existen medicamentos recetados por especialistas luego de hacer diferentes pruebas, como una polisomnografía, pero también hay métodos que no involucran fármacos.

Si quieres intentar algo más natural antes de ir directo a las pastillas te dejamos cuatro recomendaciones para llegar a la cama y perderte en los brazos de Morfeo:

Entrenamiento de relajación

Esta técnica consiste en tensar y relajar los músculos de diferentes partes del cuerpo sistemáticamente, lo que propicia un estado de tranquilidad e induce el sueño. En este sentido, también se incluyen ejercicios de respiración, meditación, imaginación guiada, etc.

Ejercicio y mantenerse activo

Realizar de 20 a 30 minutos de ejercicio vigoroso y mantenernos en actividad es una de las mejores técnicas para olvidarse del insomnio. Así pues, eliminar las siestas también ayuda a dormir profundamente una vez que nuestra cabeza toca la almohada.

Control de estimulación

Se trata de construir una asociación entre la recámara y dormir, al limitar las actividades que se realizan en el cuarto. Una buena práctica es no tener televisión ahí e ir directo a dormir, en un horario establecido, lo que rompe la relación mental entre la habitación y estar despierto.

Aromaterapia

El olfato es uno de los sentidos más poderosos, pues a través de los olores podemos experimentar reacciones en nuestro cuerpo. Uno de ellos es la relajación, específicamente con el aroma a lavanda que, se ha comprobado, tiene un efecto tranquilizante y ayuda a recuperar el sueño. Si quieres aprender más sobre los aromas y el estado de ánimo, checa esta nota.

¿A ti qué te ayuda a dormir mejor?