Conoce el cuero sintético hecho con restos de piña

Bienestar
0
comentarios

Cada paso que damos los humanos, pareciera que, en lugar de mejorar nuestro entorno, nuestro hogar, nuestro planeta, lo vamos lastimando más y más con los cambios que generamos. Obviamente no se trata de no mover ni un dedo para avanzar, sino más bien ser conscientes y buscar alternativas.

Un ejemplo de ello es la idea que surgió de sacar provecho de la producción de piñas y los restos que de ellas se generan, Carmen Hinojosa durante un viaje a Filipinas, siempre teniendo como referente su profesión y teniendo como campo de trabajo la producción textil vio más allá de lo evidente.

Pues después de un proceso de investigación y sobre todo de observación intensiva de los cambios físicos y químicos que se pueden realizar sobre las fibras de la piña, se llegó al descubrimiento de que se puede producir una materia muy similar al cuero, que tiene características muy empáticas y en aspecto tampoco difiere mucho.

Es así que en la Isla Mindao se realiza el proceso de extracción de fibras sin que estás pierdan sus cualidades, ayudados por el clima y el entorno en que se realizan estos trabajos; después se llevan a España para que las fibras obtenidas de la piña se procesen y se tiñan de acuerdo a lo que se desee producir.

Gracias a las cualidades de ser flexible y resistente, se buscó crear tal cual el textil similar al cuero, seguir la producción textil de esa materia y de ahí crear diversos productos, que puedan tener como materia prima el cuero de piña y de ahí infinidad de opciones para crear.

Es un trabajo ecológico completo, pues además de no seguir afectando el medio ambiente, porque se aprovechan recursos que básicamente son basura y el proceso es menos complejo que generar cualquier otro textil; también se evita el sacrificio de animales en cantidades exorbitantes y se protege la vida animal.

¿Se te hubiera ocurrido a ti? ¿Crees que algún otro “desecho” se pueda utilizar para algo similar?