Dulce, deliciosa y saludable: por qué la pera es tan buena

Comida
0
comentarios

Al parecer, nadie instituyó el mandato que le lleváramos al profesor una pera: siempre ha sido la manzana. Adán y Eva se comieron el fruto prohibido, y adivinen qué, ese fruto también era una jugosa manzana. Las peras han sido discriminadas a lo largo de la historia (obvio no, pero es chistoso imaginarlo), sin embargo, tienen beneficios, tanto o más que las manzanas.

Descubre por qué la pera debería ser tomada en cuenta, leyendo algunas de sus propiedades.

Desintoxica el organismo

Su alto contenido de agua la recomienda para personas que siguen dietas de adelgazamiento, e incluso dietas depurativas, ya que ayuda a eliminar el exceso de toxinas.

Digestión

El contenido de fibra de las peras previene el estreñimiento y promueve la regularidad de un sistema digestivo saludable; además de ayudar a mantener un sistema digestivo sano, favorece la eliminación del colesterol alto y regula la función intestinal.

Diabetes

Los alimentos que contienen altos indicadores de fibra en sus nutrientes, han sido relacionados con la prevención en el sistema para desarrollar diabetes. Son ricas en vitamina C y K, lo que hace que provean al organismo de las cantidades necesarias de vitaminas con una pieza media de pera.

Enfermedades cardiovasculares

Gracias al alto contenido de fibra, la pera reduce la producción de colesterol en el cuerpo, con lo que disminuye altamente los índices de presión arterial y con ello la probabilidad de sufrir algún infarto o de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular.

Comiendo pera en las cantidades adecuadas, nos hará ser personas más sanas, con menos enfermedades, ¿no crees?