Qué debes comer antes, durante y después de una carrera

Comida
0
comentarios

¿Vas a aventarte el reto de correr una carrera? Si es tu primera vez, seguro debes estar con los nervios de punta y aún con muchas preguntas y la incertidumbre de lo que se debe hacer en cuanto a la alimentación.

La realidad es que la alimentación juega un papel fundamental dentro del desempeño y la preparación de nuestra condición para poder tener una buena carrera, y debemos considerar esos detalles. Si bien todo depende de la cantidad de kilómetros por recorrer, en general las recomendaciones base son las siguientes.

Carrera 1

Previo a la carrera

La mejor opción antes de la carrera son las frutas, ya sea frescas o deshidratadas. Una buena opción de desayuno podría ser jugo de naranja, un yogurt con cereales, fruta natural y algunos frutos secos.

Aunque los carbohidratos son importantes ya que proporcionan energía se deben comer en porciones pequeñas, también se deben evitar las grandes cantidades de azúcar (cuidado con las bebidas energizantes o hidratantes).

Fruta

Sobre todo, se busca ingerir alimentos que no puedan generar males estomacales, por eso es recomendable evitar grasas, fibra en exceso y azúcar. También, para ir acostumbrando al cuerpo a los alimentos, se recomienda mantener una dieta, por lo menos que el desayuno sea el mismo 15 días antes de la carrera.

Es importante ingerir el desayuno y una buena cantidad de agua por lo menos tres horas antes de la carrera para que el cuerpo pueda digerir los alimentos y estar al cien durante la carrera.

Granola

Durante la carrera

El desayuno antes de la carrera te ayuda a conservar reservas para el ejercicio físico que estás por realizar, sin embargo, puedes acomedirte con algunas barritas energéticas y obviamente mantenerte hidratado con agua natural.

Recuerda no consumir mucha azúcar, así que puede ser buena idea llevar contigo frutos secos o semillas en caso de que lo requieras, el consumo de agua se recomienda antes de que tengas sed y de forma constante, por lo menos cada 20 minutos para no sufrir deshidratación (sobre todo si es un día caluroso).

Después de la carrera

El cuerpo es más receptivo a los carbohidratos después del desgaste realizado en la carrera, pues es la «reserva» que más ha ocupado el cuerpo. Una de los aspectos que más debe cuidarse es la hidratación, que ayuda al organismo con sales minerales y electrolitos.

Es necesario recuperar calorías, pero no por ello hay que hacernos reventar de grasas, proteínas y carbohidratos, sino más bien consumir los suficientes alimentos para que nos den energía. Puede ser una porción de carne y alguna guarnición como pasta o cereales, o simplemente más fruta que nos reponga del desgaste, como plátanos, frutos secos o también papa.

Cereales

En sus marcas, listos... ¡Fuera malos hábitos y a correr se ha dicho!