Cómo construir un patrimonio sin limitar tus gustos

Finanzas
0
comentarios

Las estadísticas indican que la generación millennial tiene grandes complicaciones para llevar un buen estado financiero, incluso, 30% posee una deuda sobregirada; si eres o conoces a uno de ellos, estos consejos serán de gran utilidad para comenzar a forjar un patrimonio sin renunciar a sus gustos.

Para todas las personas y en especial los jóvenes, es importante familiarizarse con términos y prácticas financieros, a fin de entender la relevancia de llevar un control de gastos.

El ahorro no es suficiente y existen puntos que se deben considerar:

  • Considera un plan de inversión, esto te permitirá duplicar la cantidad de dinero disponible.
  • Plantea cada meta con un objetivo y el tiempo aproximado de consecución.
  • Cuando cumplas una meta, enseguida querrás alcanzar la siguiente, lo que te llevará a reforzar el hábito del ahorro.

Ahora, si como buen millennial quieres todo en la palma de tu mano y buscas que los servicios sean fáciles, rápidos y accesibles… lo tienes. Existen empresas que están trabajando en plataformas que te permiten evitar la fila en el banco, a cualquier hora del día y desde casi cualquier dispositivo.

Te proponemos algunas formas de ahorrar según tu edad.

Los 20

Es común que la vida laboral inicie en esta década. Lo importante es ahorrar desde el primer sueldo, la regla del 10% es una buena recomendación, de lo contrario, entre 50 y 100 pesos a la semana pueden ser el inicio.

Establece tus métodos y metas de ahorro e investiga cuál es tu mejor opción para invertir.

Habla con instituciones sobre seguros o instrumentos de inversión y dedícate a entender qué son y cómo funcionan.

Un buen historial crediticio te ayudará más adelante; controla tus gustos y gastos inmediatos y ahorra ese dinero para no endeudarte. Contrario a lo que podrías pensar, obtener una tarjeta de crédito es una gran opción para lograrlo.

Conoce tus hábitos como comprador; qué, cuándo y dónde compras y gastas. Aprende a dimensionar tus prioridades.

Los 30

La experiencia laboral es mayor y estable; también debería serlo tu ahorro mensual para cada una de las metas que desees cumplir: vacaciones, auto, casa, etc. Es cuando debes dar el salto a invertir.

Piensa de qué manera quieres vivir en el futuro e identifica qué se requiere, de esta manera sabrás qué cantidad de dinero necesitas para lograrlo.

Comúnmente, todos tienen al menos una tarjeta de crédito a esta edad, lo que habrá generado un historial crediticio; ten presente que para mantenerlo en buen estado debes estar muy consciente de que no es una extensión de tu sueldo, por el contrario, debes pagarla siempre a tiempo.

Tus gastos deben estar más regulados, y no porque gastes menos sino porque tienes otras cosas que considerar, como un departamento, una hipoteca o un préstamo, entre otros.

Los 40

Estarás desarrollando tu máximo potencial profesional y personalmente, pero eso no significa que puedas detener tu plan de ahorro, por el contrario, debes reforzarlo.

Posiblemente ganes más dinero, pero no debes comenzar a gastar en cosas que no hacías antes. Recuerda mantener tus metas fijas.

Si aún no lo has hecho, contrata un seguro de gastos médicos mayores; estos productos encarecen conforme más edad tengas. Ahorra tu dinero en una afore que te dé mejores rendimientos.

Puedes gastar una cantidad mensual fija para satisfacer algún capricho o alguna celebración especial, pero tus ahorros fuertes deben ser destinados a tus planes.

Parece sencillo, ¿no? Pues en realidad lo es, únicamente necesitas dedicación y constancia; una vez que empieces, será más fácil conservar esta costumbre, que además te beneficiará a corto, mediano y largo plazo.