Cómo ser freelance y no morir de hambre (o en el intento)

Finanzas
0
comentarios

La situación económica no está como para desperdiciar los pesos y mucho menos nuestro talento. Ser freelance es la mejor opción si quieres aumentar tus ingresos o no estás tan seguro de ingresar al mundo del gafete con elástico y la corbata combinada.

Ubícate

Repite conmigo, es-pe-cia-li-za-ción. Enfócate en un área, dedícate a un tema, nada de andar de aquí para allá. Así desarrollas experiencia y aumentas tu reputación profesional al generar productos o servicios específicos. Por ejemplo, si organizas eventos masivos, define si vas por los sociales o los corporativos; si te dedicas a las relaciones públicas, nada de diseño gráfico.

via GIPHY

El tiempo es oro

Freelance no significa bed office ni vivir con tu pijama puesta. La ventaja de trabajar desde casa es que no debes viajar a la oficina, lo que se traduce en más tiempo para tus actividades. Levántate temprano, programa tus horarios y asigna el tiempo que cada tarea necesita y merece.

via GIPHY

Eres tu marca

La empresa aquí no te respalda, al contrario, estás por tu cuenta. Invierte en tu proyecto, ármate unas tarjetas de presentación, un demo sitio web, un book y hasta un blog. ¿Has oído hablar de las redes sociales? También son una opción. Consejo: sé responsable, entrega lo que ofreces y por favor, cumple con los tiempos de entrega.

via GIPHY

Cuida tus ingresos

Clientes constantes aseguran ingresos constantes. Asegúrate de tener uno o dos que te paguen una iguala y dedícalo a gastos fijos (renta, servicios, etcétera) y busca proyectos itinerantes que aporten un dinerito extra, éste te servirá para imprevistos. Y ahorra al menos el 10% de tus ingresos.

via GIPHY

Piensa en el futuro

Nunca se es demasiado chavo para ahorrar. Invertir en fondos de ahorro te asegurará una lanita para cuando no quieras o no puedas trabajar. Existen opciones como las Afores o fondos de inversión privados. AHORRA.

via GIPHY

Sin enfermarse

Al freelancear no tienes acceso a seguridad social, lo que debería obligarte a pensar en un seguro de gastos médicos mayores. En el mercado hay algunas compañías que pueden ofrecerte algo por 10 mil pesos al año, en promedio.

via GIPHY

Los impuestos

Acércate a tu contador de confianza —o consigue uno— y pregúntale todas las dudas que tengas; declarar ante Hacienda es más sencillo con la facturación electrónica pero ponte al tiro.

via GIPHY

El freelanceo no significa menos responsabilidades, por el contrario, si vas a desarrollarte en este ámbito, hazlo con profesionalidad.